lunes, 24 de diciembre de 2012

#41 Pastores

Este pesebre me lo compraron mis padres en el aeropuerto de Lima, Perú, en 1998.
Está hecho dentro de una calabaza tallada y pintada por fuera
con diseños incaicos. Dentro de una de las mitades, hay un nacimiento con pastores en adoración. En la otra mitad, un pastor colla marcha hacia el pesebre. Destacan los vivos colores del interior de la calabaza.
Muchas veces puestos a la sombra de los Reyes Mayos, los pastores son importantes figuras del pesebre.
Según el Evangelio de Lucas, en los alrededores de Belén "había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño".
A ellos se presento un ángel para anunciarles el nacimiento de Jesús.
Los pastores estaban de guardia, velando, en actitud atenta de espera.
Tras escuchar el anuncio, enseguida se ponen en marcha.
Me gusta de este pesebre que muestra acción y adoración. Uno de los pastores está en camino, en marcha. Otros dos ya llegaron y contemplan al Niño... Acción y oración, las dos caras de la vida cristiana.
En su libro "La infancia de Jesús" (2012), el Papa Benedicto XVI destaca el hecho de que hayan sido pastores los primeros testigos del nacimiento de Jesús, luego de María y José.
El Papa señala que quizá los pastores vivieron más de cerca el nacimiento de Jesús "no sólo exteriormente, sino también interiormente", más que los habitantes de Belén, que dormían tranquilamente esa noche. Los pastores, añade, "tampoco estaban interiormente lejos del Dios que se hace niño".
"Esto concuerda con el hecho de que formaban parte de los pobres, de las almas sencillas, a los que Jesús bendeciría, porque a ellos está reservado el acceso al misterio de Dios. Ellos representan a los pobres de Israel, a los pobres en general: los predilectos del amor de Dios", sostiene Benedicto XVI.
Acción y oración, y un corazón sencillo y pobre para acceder al misterio de la Navidad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario