viernes, 7 de diciembre de 2012

#25 Al son de instrumentos

Fíjense bien en los detalles de este pesebre que compré en Porto Seguro, en Bahía, Brasil, en 2003.
Se trata de una sola pieza en cerámica, con las figuras de José, María y Jesús en el portal. Como elementos curiosos verán que hay instrumentos musicales, como quena, flauta, timbal, tambor, campanas…
¡Incluso José pareciera que está cantando!
Los cánticos de alabanza aparecen con frecuencia en la Biblia. Se me ocurre que para estos tiempos viene bien el salmo 57, donde el autor canta al son de instrumentos para que la gloria de Dios cubra toda la tierra, tal como ocurrió con el nacimiento de Jesús:

57:8 Mi corazón está firme, Dios mío,
mi corazón está firme.
Voy a cantar al son de instrumentos:
57:9 ¡despierta, alma mía!
¡Despierten, arpa y cítara,
para que yo despierte a la aurora!
57:10 Te alabaré en medio de los pueblos, Señor,
te cantaré entre las naciones,
57:11 porque tu misericordia se eleva hasta el cielo
y tu fidelidad hasta las nubes.
57:12 ¡Levántate, Dios, por encima del cielo, y que tu gloria cubra toda la tierra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario