viernes, 8 de enero de 2016

#186 Mejillas

Este pesebre me lo regalaron en diciembre de 2015 mamá y papá. Lo compraron en Buenos Aires, pero fue hecho en China.
Es una única pieza, de resina, con las figuras de José, María y el Niño "rellenitos". Los rostros redondeados, las mejillas sonrojadas, le dan una expresión muy tierna, en particular a la Virgen.
Como los ojos, "espejo del alma", las mejillas también tienen ese poder de revelar exteriormente, en el rostro, lo que pasa por el corazón de una persona.
Sentimientos como la alegría, la timidez, incluso la ira, se traslucen en las mejillas...
¿Qué revelan las mejillas de María? "Tienes tan castas y hermosas las mejillas, Virgen pura, que en fragancia y hermosura son azucenas y rosas", dice fray Luis María Llop en su poema "Lo mejor de la Virgen".
El Dios enamorado que habla en el Cantar de los Cantares le lanza este elogio a su Amada para exaltar su belleza: "Como cortes de granada son tus mejillas, detrás de tu velo". Y se lo dice, no una, sino dos veces.
Es una imagen preciosa: dos mitades de granada, una fruta que en su interior cobija cientos de granos color rojo sangre, semillas que, una vez salidas y ofrecidas, darán nueva vida y se multiplicarán en más frutos. ¡Cuán bien se aplica esta bella imagen a la Virgen que en su seno llevó el fruto bendito que nos dio Vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario