jueves, 29 de octubre de 2015

#179 Escondido

Este Niño lo compré en agosto de 2015 en una tienda del Ejército de Salvación, en Buenos Aires.
Es pequeño, de yeso, y Jesús apenas si asoma sus ojitos por entre la cobija.
Parece esconderse.
Dice santa Teresita del Niño Jesús, en una carta a su hermana Celina, que "Jesús no quiere que encontremos en el reposo su presencia adorable".
Afirma que Jesús se hace pobre para que podamos darle limosna y nos tiende la mano como un mendigo...
"Jesús es un tesoro escondido, un bien inestimable que pocas almas saben encontrar porque está escondido y el mundo ama lo que brilla".
Y para encontrar una cosa escondida, asegura Teresita, hay que esconderse también uno mismo.
"Nuestra vida ha de ser, pues, un misterio. Tenemos que parecernos a Jesús, al Jesús cuyo rostro estaba escondido...".


"Es verdad: tú eres un Dios escondido".
Isaías 45,15


No hay comentarios:

Publicar un comentario