domingo, 4 de noviembre de 2012

#2 Pobre

Jesús nació pobre. En esto me hace pensar esta figura, que compré en febrero de 2007 en una tienda de artículos regionales del aeropuerto de Puerto Iguazú, Misiones.
Curiosamente la pieza no salió barata. Se trata en realidad de una obra del artista jujeño Mario Mendoza, reconocido por sus figuras humanas del noroeste argentino.
Este niño Jesús de arcilla con rasgos indígenas está acostado en una cuna, tapado con una manta.
Lucas relata en su evangelio que Jesús nació en un pobre pesebre porque nadie le dio albergue a su familia en Belén.
Así Jesús vino a este mundo rodeado de sencillez, despojado de todo lo innecesario... solo rodeado del calor de animales y del amor de María y José.
Me pregunto qué es lo verdaderamente esencial y necesario para cada persona.
Pienso en el pobre que lucha cada día y se rompe el lomo "con el sudor de su frente".
Pienso en el joven rico que se alejó entristecido... Y en los que no lograrán pasar por el ojo de la aguja.
"Bienaventurados los pobres", dijo Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario